La tapa del recipiente forma parte del sistema de seguridad Thermomix®: el robot no funcionará hasta que esté correctamente colocado el recipiente y la tapa cerrada, activando así el sistema de bloqueo.

Además, la tapa del recipiente te ayudará a realizar tareas específicas, sobre todo las que requieren que se añadan los ingredientes de forma gradual.

Aparte de la seguridad Thermomix®, por ejemplo, para cocinar salsas como mayonesa o salsa holandesa, vierte suavemente el aceite o mantequilla fundida en la tapa, dejando que caiga poco a poco en la cuchilla giratoria. Gracias al diseño eficiente de la tapa y el recipiente, conseguirás la emulsión deseada.

Además de la importancia en la seguridad Thermomix®, la forma de la tapa te proporciona una base en la que puedes colocar platos para pesar ingredientes. Así, no es necesario pesar los ingredientes siempre en el recipiente Thermomix®, coloca el plato encima de la tapa y pon la balanza a cero.

Visita la tienda